Con más de 31 años de experiencia en la producción de hongos comestibles y observando las necesidades de producción continua en diferentes latitudes y climas en México y Latinoamérica, los invernaderos McMitchell, fueron pensados y diseñados para satisfacer la necesidad del cultivo y lograr obtener producciones de hongos con calidad, en cualquier lugar del país en cualquier época del año.

 

Con un diseño práctico y ligero, se logran obtener las mejores cosechas, siendo mucho más competitivos a aquellos que improvisan produciendo en lugares inapropiados o con invernaderos que fueron diseñados para la horticultura o floricultura.

 

Siempre con la filosofía de Adaptar más que Adoptar, los invernaderos McMitchell, fueron adaptados a las necesidades, tanto del empresario rural y del macro empresario, pudiéndose así cubrir la necesidad de cualquier nivel de inversión con la misma calidad.